Acceso de Clientes         |

   |

X

Secure Customer Login

¿Has olvidado tu contraseña?
1
10 agosto, 2018     lectura de 8 min

7 señales que indican que tu empresa de fabricación necesita un PLM

Lidiar con muestras, revisiones y envíos exige a los fabricantes realizar un seguimiento diario de una gran cantidad de información. Es muy importante gestionar esta información con cuidado, ya que los fabricantes trabajan con los plazos cada vez más ajustados de marcas y minoristas que sienten la presión de una creciente demanda. Para cualquier empresa de fabricación es imprescindible contar con una solución moderna que facilite la gestión del proceso, desde la recepción del paquete técnico hasta la entrega y comercialización del producto, y que tenga controlado el margen de beneficio.

La gestión del ciclo de vida del producto (PLM) ofrece esta solución. Es un depósito central para todos los datos y comunicaciones relacionados con los productos, actualizado en tiempo real. Depender de correos electrónicos, archivos PDF, hojas de cálculo y papeleo almacenado en los escritorios de los empleados se convierte en cosa del pasado cuando todo se almacena en un sistema con una «única fuente de información» fácil de usar para el usuario. Este sistema te permite ver todo el proceso de preproducción, que es esencial para realizar un seguimiento del margen de beneficio.

Una solución PLM ya no solo es necesaria para marcas y minoristas: las ventajas para los fabricantes son enormes. Pero ¿cómo sabes si tu empresa está lista para dejar de utilizar los procesos que conoce y, en su lugar, implementar una solución de PLM moderna? Lo consultamos con Nick Wei, nuestro director regional de ventasde APAC que trabaja con fabricantes mundiales para ayudarles a resolver sus desafíos utilizando PLM, y le pedimos que compartiese los elementos clave en que deben fijarse los fabricantes, ya que son señales obvias de que la empresa está lista para un PLM.

  1. La búsqueda de información suele ser un trabajo en sí mismo

Cuando la información se almacena en varios formatos y en muchos lugares distintos, incluidos correo electrónico, WeChat, WhatsApp, Google Drive, Excel e incluso en papel, está claro que va a ser un desafío encontrar lo que necesitas a última hora. Tal vez necesitas encontrar un código de material de un proveedor, pero tienes tantos correos que es difícil saber cuál es el código correcto. Así que no te queda más remedio que utilizar otro canal de comunicación para ponerte en contacto con él…

La búsqueda de información desperdicia un tiempo valioso y ejerce más presión a la hora de cumplir los plazos y fechas de entrega. ¿Puedes darle a un cliente una respuesta inmediata cuando te hace una pregunta sobre un producto? Si la respuesta no siempre es «sí», entonces es momento de plantearte centralizar todos tus datos. Con el PLM, todo se almacena en un solo lugar, por lo que no hay necesidad de adivinar dónde está la información.

 

  1. 2. No tienes tiempo para mantener información esencial actualizada, incluidas las listas de materiales de muestra

Durante el proceso de negociación con los clientes, la información del producto se suele modificar más de una vez, ya sean cambios en el precio o el material, recortes o mano de obra. Cada vez que se modifica cierta información, las listas de materiales también se deben editar para reflejar las actualizaciones. ¿Te cuesta encontrar tiempo para esto durante la frenética fase de realización de muestras? ¿Te tiras de los pelos cuando te das cuenta de que has enviado los productos de tu cliente utilizando la lista de materiales incorrecta para esos productos, lo que te ha hecho perder dinero en el pedido?

La actualización de información en varios lugares hace que se desperdicie un tiempo valioso. Sin un centro principal para almacenar toda la información, casi nunca tendrás la seguridad de estar usando la fuente de datos más actualizada. Nadie tiene tiempo ni puede asumir los costes de jugar a las adivinanzas. Cuando haces malabarismos con tanta información y tienes que trabajar con varios equipos y proveedores, es fundamental que todos estén en el mismo punto.

Imagina tener un solo lugar para actualizar la lista de materiales. El PLM te ofrece precisamente eso.

  1. Quieres fabricar más productos, pero te preocupa no tener la capacidad de producción suficiente

¿Estás rechazando trabajo porque no tienes capacidad de producción para fabricar más productos y tampoco tienes presupuesto para contratar a más personal?

Sin un flujo de trabajo sólido, puede ser difícil determinar la capacidad de producción de tu equipo existente. Con el PLM, tienes la capacidad de supervisar y ajustar los flujos de trabajo basados en SMV para que puedas decir «sí» a más pedidos de clientes, y te darás cuenta de que no es necesario contratar a un nuevo equipo para gestionar los plazos de entrega de productos nuevos o modificados.

La adición de más productos a tu base de datos es rápida y fácil gracias al PLM, ya que puedes copiar la información existente ya almacenada en el sistema para crear paquetes técnicos y listas de materiales. Con una visión general precisa de toda la cadena de suministro, se emplea menos tiempo en intentar averiguar dónde se necesita hacer recortes. Por ejemplo, al consultar el PLM puede quedar claro que necesitas reducir el rendimiento del material, ya que tienes toda la información ante tus ojos.  Los equipos tienen más tiempo para centrarse en tareas de valor añadido, como añadir más productos a tu flujo de trabajo.

Asumir más trabajo requiere más horas libres, no más empleados y, por suerte, eso es lo que ofrece una buena solución de PLM.

  1. Todo el mundo está trabajando de forma reactiva y no hay tiempo para iniciativas más valiosas y proactivas, como el diseño y el desarrollo

La mayoría de los fabricantes actuales disponen de un equipo de apoyo para crear diseños junto a los clientes. La capacidad de ofrecer a tu cliente inteligencia de diseño pronto se convertirá en la norma. Por eso, si tu empresa carece de este servicio, podríais perder clientes y la posibilidad de ganar más dinero.

Además, el cliente final exige productos con más rapidez, y muchos también quieren productos que sean sostenibles, pero sin coste adicional. Invertir tiempo en la investigación y en el desarrollo de materiales y productos para poder satisfacer estas expectativas es más importante que nunca. ¿Acaso esta prioridad resulta más bien un desafío imposible ya nadie tiene tiempo para pensar en el futuro mientras lucha por mantener al día las tareas diarias y evitar los costes adicionales por envío fuera de plazo?

El PLM te hace ganar tiempo para emplearlo en cosas como probar nuevos materiales, reducir costes, mejorar la calidad, añadir más SKU y entregar muestras aún más rápido. Esto contribuirá mucho más a tu éxito, ya que evitará tus equipos pierdan el tiempo y se frustren al lidiar con un sinfín de datos dispersos.

 

  1. Las personas pasan gran parte de sus jornadas en reuniones en lugar de hacer el trabajo que tienen asignado

¿Ya tienes otra reunión que te quita tiempo para hacer tu trabajo real? ¿Terminan las reuniones y a menudo piensas que debe haber una forma más rápida para tomar decisiones? Cuando no hay un proceso claro para tomar decisiones o un lugar donde los equipos pueden encontrar información actualizada, las reuniones suelen ser la única manera de hacer que todo el mundo colabore y tome decisiones importantes.

El PLM elimina la necesidad de tantas reuniones porque, cuando se actualiza la información, todos pueden ver los cambios. Esto incluye a tus equipos internos, que pueden estar formados por personal de oficinas de ventas en Nueva York, Hong Kong y Londres, y de fabricación en Dongguan, Myanmar y Camboya; y tus socios externos, como tu proveedor de telas, proveedores de cortes y una lista interminable. El PLM no tiene límites geográficos.

Imagínate el panorama: un cliente ha pedido que su chaqueta tenga una cremallera en lugar de botones. En vez de tener una reunión para hablar sobre cómo llevar a cabo el pedido, intentar encontrar una hora común para todas las zonas horarias y resolver preguntas como: «¿Necesitas un proveedor distinto?» o «¿Esto implica un cambio en los plazos para terminar el producto?», el PLM se actualiza en tiempo real, ofrece varias opciones y la posibilidad de tomar una decisión rápida que compartan todos.

¿No te parece una mejor manera de pasar tu jornada?

  1. Temes los cambios de última hora o tener que adaptar tu proceso

El sector experimenta cambios continuamente debido a los eventos geopolíticos, las necesidades de los clientes y las fuerzas del mercado, y todos deben adaptarse con fluidez para seguir siendo competitivos. Reaccionar rápidamente mientras se minimiza el riesgo puede parecer imposible para los fabricantes, sobre todo si todos los procesos no se vinculan entre sí. ¿Una pequeña actualización te supone tener que actualizar la información en 5 lugares distintos con la esperanza de que no se te haya olvidado nada?

La adaptación de flujos de trabajo y la actualización de información son sencillas con el PLM, y se pueden vincular a otros sistemas dentro de tu empresa, como ERP y CAD. Lo mejor es que simplemente necesitas actualizarlo en un solo lugar.

El PLM puede desarrollar tu base de conocimientos de empresa, vinculando el estilo básico con la biblioteca de patrones, el boletín de operaciones y el valor de SMV. También te ayuda a desarrollar tu base de conocimientos del cliente, incluidos sus reglas de clasificación y formato de paquete técnico, para que todo se combine en un flujo de trabajo y puedas responder a cualquier consulta con más rapidez.

 

 

  1. Las relaciones con los clientes son difíciles y la confianza se está agotando

Tus clientes confían en que les entregues el producto que han pedido a tiempo, dentro del presupuesto y conforme a sus estándares de calidad. ¿Estás constantemente preocupado por incumplir estos plazos, pero sigues asegurando a los clientes que vas a entregar el pedido a tiempo incluso cuando no estás seguro? Trabajar así aporta gran presión y estrés a los equipos y, cuando incumples un plazo, las repercusiones casi nunca son buenas cuando has estado dando falsas esperanzas a un cliente.

Si buscas mostrar más confianza y transparencia a tus clientes y proveedores, y también quieres mantener un seguimiento de los plazos, estás listo para un PLM.

La mayoría de las empresas reconocen rápidamente que el PLM será un valor clave para su negocio y que ofrece toda una serie de beneficios. Te da una visibilidad completa de los flujos de trabajo, vinculándolo todo para que no se incumplan los plazos y los clientes queden satisfechos en cada pedido. El PLM ayuda a ahorrar tiempo y esfuerzos al localizar, informar y capturar información de proveedores, socios y clientes en un solo lugar; y facilita a los fabricantes la agilidad para adaptarse a los cambios con mayor rapidez.

¿Estás listo para que te contemos cómo dar el siguiente paso en tu camino hacia el PLM? Pide una demostración.

¿Quieres saber más? Obtén más información sobre cómo el PLM beneficia a los fabricantes en nuestro detallado documento técnico, disponible para su descarga.

 

Share this article