todos los artículos

Planificación de surtidos: Acierta con la combinación de productos

6 Lectura de minutos
TwitterFacebookLinkedInWhatsApp

Para las marcas y los Retailers de los sectores de moda, lujo, actividades al aire libre y bienes de consumo, la planificación de surtidos es lo más importante para tener márgenes saludables. Los productos tienen que estar bien diseñados y perfectamente desarrollados, pero el verdadero reto comienza incluso antes con la planificación. El producto correcto en el lugar o el canal equivocados puede significar pérdida de ventas o grandes descuentos. Así mismo, las cantidades y la estrategia de precios equivocadas pueden tener un mal final.

Para muchos, la planificación de surtidos es el reto y es extenso lo que está en juego. El cumplimiento y la cadena logística, los planificadores, los planificadores de compras y los compradores, todo es parte de la ecuación, como bien lo saben todos desde la alta dirección hasta las operaciones.

Cuando se hace bien, el surtido de productos, es decir la combinación de cantidades específicas de cada producto dentro de una línea, puede ofrecer el producto adecuado en el lugar y el momento adecuados, y en las cantidades que se ajustan perfectamente a lo que quiere el cliente. Parece fácil, ¿verdad?

No lo es. Incluso las grandes empresas luchan a diario con esta situación. Por ejemplo, veamos al emblemático Retailer de moda Guess®. Con un negocio de Retail y venta al por mayor, una compleja gama de productos, miles de productos y unidades de mantenimiento de stock alojadas en un sinfín de planillas y la falta de datos vivos y compartidos fáciles de usar y de acceder, la planificación de surtidos tenía sus dificultades. Aun así lograron ahorrar 30 millones de euros en menos de un año. ¿Cómo lo hicieron? Con una solución de planificación moderna hecha para la era omnicanal. ¡Lee su historia!

No es suficiente tener acceso a la información correcta. La información debe ser procesable. Los datos reales y procesables permiten a los planificadores y a los compradores tomar mejores y más calculadas decisiones, incluso en temporada, y evitar costosos excesos de inventario, agresivos descuentos y pérdidas de ventas.

Deja atrás la gestión manual de portafolios

Las marcas y los Retailers típicamente definen sus gamas de productos en función de la amplitud (el número de diferentes categorías de productos) y la profundidad (las variaciones dentro de cada categoría). Pero hay que tener en cuenta otros factores, como el entorno Retail. ¿Cuántas tiendas recibirán los productos y cuáles son las limitaciones de espacio en cada punto de venta Retail? ¿Cuál es la asignación correcta para cada tipo de tienda por región?

Además, las diferencias regionales se traducen en la localidad, lo que significa que las tiendas de distintos lugares necesitarán productos diferentes de acuerdo a su combinación única de variables culturales y demográficas. El perfil del comprador es otra complejidad que se tiene que considerar. La edad, el nivel de ingresos y el estilo de vida son factores que influyen en la elección de los productos por parte de los consumidores y en su forma de comprar, sea en línea, en la tienda física o con un sistema de clic y recoge.

Este escenario dinámico del Retail actual quiere decir que los planificadores y los planificadores de compras deben considerar una variedad de factores como:

  • Preferencias de los consumidores
  • Diferencias regionales
  • Variaciones de canal
  • Cambio de temporada

Los planificadores de compras también tienen que desarrollar surtidos que:

  • Aseguran que la combinación de productos se alinea con los objetivos de la empresa
  • Reducen la necesidad de mucho inventario y los gastos asociados a este
  • Reducen la necesidad de acabar con el exceso de inventario a través de descuentos
  • Entienden y planifican para los continuos cambios de patrones de compras de los consumidores

Invertir en una solución de planificación significa que toda esta información puede residir en un solo lugar, simplificando el proceso de principio a fin. Describimos seguidamente algunos de los mayores retos a los que se enfrentan los planificadores, los planificadores de compras y los compradores, y explicamos cómo superar estos obstáculos en la planificación de surtidos apoyándote en soluciones de datos.

Analiza los patrones de compra de los consumidores

Preguntando «¿quién es el cliente?» y profundizando en los detalles de dónde compra y qué le gusta comprar, los planificadores de surtidos pueden saber más sobre su base de clientes. Es necesario analizar a varios consumidores y los canales que utilizan para comprar, ya que cada uno de ellos tiene necesidades diferentes, buscan distintos tipos de producto y esperan encontrarlos en variadas ubicaciones.

La estacionalidad de los bienes es otro factor importante que la mayoría de  planificadores de surtidos considera al elaborar los planes. Hoy ya no se trata únicamente de los tradicionales cambios estacionales de las líneas de primavera y otoño, ahora muchas empresas quieren aprovechar el estilo de vida de sus clientes, los festivales locales o los festivos ofreciendo renovaciones e introducciones de productos. Esto podría significar, por ejemplo, el almacenamiento de trajes de baño antes del mes de vacaciones tradicionalmente popular, o productos temáticos cerca de un festival o de un día feriado. Es clave el examen de los datos de rendimiento de productos en el pasado para comprender qué tan bien funciona este tipo de estrategia, sobre todo para destacar los productos que no se han movido o los que carecen de inventario para satisfacer la demanda.

El análisis de los patrones de compra de los clientes y el conocimiento de los compradores pueden definir los pasos que los planificadores de mercancías deben seguir para llenar las lagunas de datos y crear surtidos de grupos específicos de mejor rendimiento en las tiendas. Con un mayor conocimiento de la experiencia del cliente, se pueden crear estrategias de surtidos basadas en información del mundo real, predecibles y lógicas, y no solo ambiciosas.

Inventario mal calculado resulta en ingresos perdidos

El peligro de calcular mal las necesidades y los deseos de los consumidores puede repercutir considerablemente en la reputación y los ingresos de una marca. Un exceso de artículos equivocados conlleva a resultados indeseables, como el exceso de inventario, cuya gestión es costosa. Las empresas se ven obligadas a recurrir a grandes descuentos para liquidar el exceso de inventario afectando los márgenes de producto y empañando la reputación de la marca, ya que algunos clientes optan por esperar a las grandes rebajas de final de temporada para hacerse con una ganga. Por el contrario, no tener suficiente cantidad de un producto popular significa perder oportunidades de mayores ingresos. Se suma además el hecho que la continua falta de inventario de artículos puede terminar por frustrar incluso a los clientes más fieles.

Aunque la escasez puede tener cualidades atractivas para las marcas de lujo, demasiados momentos de inventario deficiente pueden hacer que las marcas pierdan el impulso y la fidelidad de los clientes.

Una herramienta de planificación facilita a los planificadores el uso de datos para determinar la mejor combinación de productos, en qué cantidades desarrollarlos y dónde colocarlos para generar los mayores beneficios posibles, y así resolver los problemas de cantidad. La capacidad de planificar con precisión permite a los equipos comprender bien el rendimiento de los productos, alimentando los datos históricos con una planificación eficaz de los surtidos.

Datos repartidos causan conjeturas costosas

La falta de datos consolidados conduce a una estrategia de conjeturas. Los datos pueden ser complicados de recopilar, pero contratar y formar a planificadores con talento sólo para que pasen horas frente a una planilla para limpiar los datos, es un enorme desperdicio de recursos talentosos. Si no se dota a los equipos de las herramientas adecuadas para gestionar las complejidades del trabajo, tendrán menos tiempo para planificar y analizar con precisión. Sin datos de productos anteriores con que trabajar, la falta de visibilidad del rendimiento de los productos o la capacidad de automatizar gran parte del proceso de planificación, los planificadores y los encargados de la comercialización terminan por disparar en la oscuridad cuando se trata de tomar decisiones de surtidos.

Calcular manualmente esta información clave para miles de unidades de mantenimiento de stock de productos en varias colecciones conduce a la sobrecarga de datos. La información almacenada en múltiples planillas dispersas entre diferentes fuentes puede convertirse en un grave problema, haciendo que la información sea difícil de obtener o que se tarde demasiado en ser incorporada a la fase de planificación. Todo esto combinado con los rápidos y constantes cambios que experimentan las industrias de moda y bienes de consumo, puede conducir precipitadamente a un plan de surtido fallido y a altos costos asociados a él.

Optimiza visualmente con datos

Ya no es una opción desarrollar manualmente las carteras de productos. Todo lo contrario, es una pérdida de tiempo y hay altas posibilidades de cometer costosos errores. Los equipos necesitan trabajar a partir de datos buenos y fiables para impulsar la toma de decisiones. Además, si gran parte del proceso de planificación puede automatizarse utilizando la IA, los planificadores ya tendrán extenso conocimiento de los productos más vendidos y de las cantidades basadas en las temporadas de venta anteriores.

Por otro lado, las carteras de productos también deben desarrollarse visualmente. ¿Cómo se ve una colección en su conjunto? Identificar las texturas, los productos y los artículos que faltan es más fácil y más eficaz si es posible revisar los planos visualmente.

Hoy en día los equipos deben ser capaces de planificar con datos y decidir visualmente, requisitos esenciales que la solución de planificación integral que implementes debe de tener.

Una herramienta de planificación convierte los datos buenos en datos excelentes

Para que los datos sean útiles y utilizables, es necesario aumentar la eficiencia de los planificadores. Las empresas necesitan una variedad de herramientas tecnológicas para seguir siendo competitivas. El sistema PLM, por ejemplo, permite a las empresas dar grandes pasos hacia la eficiencia operativa para que los productos puedan lanzarse a tiempo y dentro del presupuesto. Si los planificadores, los encargados de comercialización y los compradores no pueden optimizar con precisión los surtidos para que los productos adecuados estén disponibles en los lugares, las cantidades y el momento adecuados, la sobreproducción y los grandes descuentos reducirán  rápidamente las ganancias de margen de producto logradas durante la fase de desarrollo.

Centric para Planificación es la herramienta de base que impulsa una sólida estrategia de surtido vinculada a los objetivos empresariales. Con esta solución, percibes la misma información de forma distinta. Los datos profundamente analíticos y visuales permiten a los equipos desarrollar planes de surtido precisos y altamente optimizados, niveles de inventario exactos y una asignación y reposición de inventario precisas. Nada de esto es posible si los equipos optimizan manualmente los portafolios de productos. Para que las empresas eliminen por completo la planificación basada en conjeturas, la sobreproducción y los descuentos excesivos, estas deben invertir en una solución potente, impulsada por la IA y construida para la era omnicanal, es decir una solución como Centric para Planificación.