|

1 febrero, 2021     lectura de 6 min

Por qué las marcas de alimentos y bebidas, los productores y los retailers están saboreando la Transformación Digital Total

Para los minoristas, marcas y productores de la industria de alimentos y bebidas, la Transformación Digital comenzó mucho antes del COVID-19. Ciertamente, la pandemia ha significado una disrupción en los mercados, ha cambiado la noción de ventas por metro cuadrado, y ha empujado a las empresas a adaptarse a la creciente demanda de entrega a domicilio, opciones de compra a granel, kits para preparar comida (hechos para personas que cocinan en casa y no tienen mucho tiempo) y más productos de marca propia. La forma en que compramos, comemos, bebemos y cocinamos ha cambiado. Sin embargo, cualquier persona involucrada en el negocio de los alimentos no está exenta de realizar ajustes estratégicos y logísticos sobre la marcha utilizando herramientas digitales, y esto es algo a lo que la cadena de suministro de alimentos ha sabido hacerle frente.

Sin embargo, para muchas empresas dedicadas al rubro de los alimentos, a la larga no va a ser suficiente sólo ‘hacerle frente’ a estos retos, y las circunstancias extraordinarias de la pandemia pusieron de manifiesto las ineficiencias de los sistemas digitales que ya existían. No hay un mejor momento para que los retailers y productores de alimentos y bebidas consideren soluciones de Transformación Digital más integrales y centralizadas.

Una industria definida por los cambios repentinos

En los últimos años, ha habido una explosión tanto de productos dentro del mercado minorista, como de nuevas opciones de canales de compra, impulsada por la sed de los consumidores por la comodidad y la diversidad de elecciones. Una mayor conciencia de las preocupaciones éticas y nutricionales está impulsando tendencias como lo libre de cárnicos, libre de lácteos y del campo a la mesa (en inglés farm-to-table, es un movimiento iniciado en Estados Unidos que consiste en reducir los intermediarios entre el productor y el consumidor, haciendo que los productos lleguen a la mesa del cliente en un periodo corto, valorando sus propiedades nutricionales, ahorrando en el uso de conservadores químicos y costos razonables). El e-commerce se ha vuelto imparable, las marcas se están convirtiendo en retailers, los retailers se están convirtiendo en marcas y muchos productores y minoristas en la industria alimentaria se están expandiendo hacia el servicio y la entrega de alimentos.

Lo que sí es nuevo es el cambio repentino al trabajo remoto generalizado y la necesidad urgente de herramientas digitales que fomenten la colaboración entre los equipos de back-office, los sitios de producción, las regiones y los proveedores. Los desafíos operativos, como la reducción de costos y desperdicios, la seguridad y el cumplimiento de normativas, la gestión de la cadena de suministro y el seguimiento del desarrollo de productos de alto nivel ahora tienen un nivel extra de complejidad.

Para sobrevivir y prosperar, las empresas de alimentos y bebidas deben mantener en alto sus niveles de agilidad comercial, adelantarse con precisión a las nuevas demandas, llegar a los consumidores a través de múltiples canales e introducir constantemente nuevos productos innovadores y de alta calidad. Invertir en herramientas de transformación digital que potencian la colaboración y la eficiencia para alcanzar estos objetivos comerciales es más importante que nunca.

Centrarse en los desafíos operativos

«Transformación Digital» se ha convertido en una expresión de moda, pero ¿qué significan realmente para ti estas dos palabras? Para una empresa, la Transformación Digital podría representar el uso de la tecnología para llevar productos originales y de alta calidad a más mercados, con mayor rapidez. Para otra, el objetivo podría ser acercarse a los consumidores para anticipar nuevas tendencias y demanda. Y para una más, podría tratarse de encontrar las herramientas adecuadas para impulsar la innovación de productos y administrar carteras de productos en expansión.

Toda iniciativa de Transformación Digital depende de tus objetivos comerciales y, en esencia, se centra en tus desafíos operativos particulares. Todas las empresas de la industria de alimentos y bebidas -desde pequeños productores hasta imperios del retail multicategoría- deben elegir cuidadosamente las herramientas digitales que permitan a sus equipos manejar las operaciones diarias de una manera más estratégica, proactiva y eficiente. Dado que la transformación digital sólo se puede lograr con la cooperación entusiasta de las personas que usan estas herramientas todos los días, las altas tasas de adopción por parte de los usuarios y la facilidad de uso son elementos que las empresas no pueden ignorar.

La tecnología digital debe potenciar la innovación, pero también hacer más fácil el monitorear el progreso, descubrir cuándo un producto o estrategia está fallando y cambiar de dirección sin contratiempos. La mitigación de riesgos es una aplicación crítica de la tecnología digital: desde los sistemas que administran y actualizan la documentación de conformidad, hasta las herramientas que optimizan el COGS (costo de los bienes vendidos) y reducen desperdicios. Para mantener el ritmo del lanzamiento de nuevos productos, maximizar el valor nutricional o la propuesta de valor única, y renovar o reempaquetar los productos existentes, las empresas necesitan plataformas integrales de desarrollo de productos alimenticios y gestión de carteras que agilicen los flujos de trabajo, faciliten la comunicación con los proveedores y fomenten la creación, replanteamiento y alteración de los productos.

Food and Beverage Digital Transformation

Poner los productos en el corazón de la Transformación Digital

A menudo, los equipos que trabajan con productores y retailers de alimento tienen a su disposición muchas herramientas digitales diferentes, cada una especializada en manejar una parte distinta del ciclo de vida del producto, desde la conceptualización hasta el consumidor. Esto incluye el P&ID, la formulación, el abastecimiento, la fabricación, el cumplimiento, el etiquetado, el embalaje y el merchandising. Sin embargo, si estos sistemas están separados, pueden fragmentarse, desconectarse y volverse incompatibles, lo que causa problemas con la consistencia de la información, así como con la entrada manual de datos y la colaboración, que se han vuelto mucho más evidentes en el mundo del trabajo remoto desde la aparición del COVID-19.

¿Y si existiera una plataforma capaz de centralizar y manejar todo lo relacionado con el producto? Para muchas empresas de alimentos y bebidas, las soluciones de Gestión del Ciclo de Vida del Producto (PLM, por sus siglas en inglés) son la respuesta. Una solución de PLM proporciona una “fuente única de la verdad” actualizada en tiempo real, lo que coloca al producto en el corazón del ecosistema digital.

Todo lo relacionado a un producto —desde recetas hasta empaques específicos de la región y datos de ventas de retailers— es accesible, visible y actualizado en tiempo real en el PLM por los equipos internos y externos, para todos los que necesitan esta información.

Las soluciones de PLM modernas y móviles pueden integrarse fácilmente con otras plataformas, como con tu solución de Planificación de Recursos Empresariales (ERP), Gestión de Información de Productos (PIM), Gestión de Activos Digitales (DAM), e-commerce, Gestión de las Relaciones con Clientes (CRM), Gestión de la Cartera de Productos (PPM), Planificación de Ventas y Operaciones (S&OP), Sistemas de Gestión de Información de Laboratorio (LIMS), Gestión de Artes y Etiquetas (LAM) y más, y pueden ser utilizados por equipos en movimiento o que trabajan desde casa. Esta visibilidad, consistencia y colaboración mejoradas acelera el Time to Market, aumentan las tasas de éxito en la introducción de productos, mejoran la calidad, el cumplimiento, la visibilidad y la rastreabilidad, y facilitan la administración de costos.

La transformación digital abarca una amplia variedad de posibles soluciones, pero la promesa del PLM es simple: reemplaza el caos de muchos sistemas diferentes y desconectados por un repositorio que centraliza y optimiza los datos de producto y los flujos de trabajo, para que todo avance del producto y para el producto. Con el PLM como base de su estrategia digital, las marcas de alimentos y bebidas, los productores y los retailers pueden afrontar con confianza sus desafíos operativos, y poner sus objetivos de negocio en primer lugar dentro de sus iniciativas de Transformación Digital.

Combinando la tecnología de Silicon Valley con la experiencia y las mejores prácticas de la industria, Centric Software® es la solución de PLM líder del mercado, con la tasa de adopción de usuarios más alta de la industria.

 

Food and Beverage Digital Transformation

Share this article