|

4 noviembre, 2021     lectura de 6 min

Apoyando la moda sostenible: cómo PLM puede marcar la diferencia

Impulsando la moda sostenible: ¿cómo puede marcar la diferencia un sistema de PLM?

Hoy en día, la demanda de los consumidores de productos que se producen de forma sostenible y transparente va en aumento; la tecnología adecuada puede respaldar las prácticas comerciales sostenibles y mantenerse en línea con las tendencias en la industria de la moda, al mismo tiempo que se reduce el time to market, se mejora la colaboración y los ingresos comienzan a crecer.

“Sostenibilidad es tratar de reducir los impactos perjudiciales para el medioambiente y las personas involucradas en las cadenas de suministro, pero también es un buen negocio», explica la Dra. Marsha Dickson del Department of Fashion & Apparel Studies de la Universidad de Delaware.

Dickson ha trabajado en sostenibilidad en la industria de la moda y la indumentaria durante más de dos décadas y en los últimos tiempos, nota un gran cambio en la forma en que las empresas abordan el tema.

“Si las empresas son financieramente inestables, crean condiciones de trabajo desafiantes e injustas o sus prácticas ambientales causan daños, en última instancia corren el riesgo de cerrar sus puertas. Las empresas ahora están reconociendo que su propia sostenibilidad a largo plazo está estrechamente vinculada a procesos y prácticas que son buenas para las personas y el planeta”.

Su colega, el Dr. Huantian Cao, señala que las grandes marcas ya lideran iniciativas con el tema de la responsabilidad social y ambiental. “Algunas compañías de moda han explorado y analizado muchos caminos posibles, lo que los llevó a posicionarse al frente de programas como Zero Discharge of Hazardous Chemicals (ZDHC) y Sustainable Apparel Coalition (SAC). Las grandes compañías de moda a menudo comparten proveedores y vendedores, por lo que el efecto combinado en la cadena de suministro es enorme y hay quienes lo siguen a su paso”, asegura.

Está claro que hay una voluntad de mejorar en la industria y que existe una demanda de productos que se produzcan de manera sostenible y transparente. Pero, ¿qué significa realmente la sostenibilidad para las empresas de moda y prendas de vestir? ¿Cómo pueden inclinarse hacia el enfoque de moda sostenible? ¿Cómo seguir las tendencias en la industria de la moda sin sacrificar los ingresos ni las ventas?

Sigue leyendo y conoce las 3 principales cuestiones que debes conocer antes de trazar tu camino al mundo de la sostenibilidad.

Mujer sosteniendo bolsa y apoyando a la moda sostenible

1. ¿Cómo ayuda la tecnología a las empresas de moda sostenible?

Un software de Gestión del Ciclo de Vida del Producto (PLM, del inglés Product Lifecycle Management) puede ayudar a rastrear directamente el cumplimiento normativo, la sostenibilidad y el impacto social derivados de la creación de cada prenda, comenzando con las materias primas y llegando hasta el retail.

“El software que se utiliza para administrar las cadenas de suministro tiene un papel fundamental en la transición hacia la sostenibilidad”, dice Cao. “Debido a que las cadenas de suministro en la industria de la indumentaria son tan complejas (que van desde los fabricantes de tintes y textiles hasta los retailers), mantener el control requiere una gran comunicación entre todos los involucrados. Aquí es donde un software de PLM puede marcar la diferencia”.

Los procesos de diseño, producción y venta al por menor quedan registrados de punta a punta en un solo repositorio central, por lo que las empresas de moda sostenible pueden entregar información precisa y transparente al consumidor y tomar decisiones inteligentes en cada paso del proceso de desarrollo del producto.

El PLM brinda mejoras indiscutibles en eficiencia y visibilidad, lo cual permite una mejor comunicación y costos y plazos más predecibles; es decir, genera un impacto positivo en los proveedores.

“Con sistemas que mantienen tarifas dinámicas actualizadas, es más fácil obtener una visión realista de los precios y evitar presionar demasiado a los proveedores para mantener los costos bajos”, explica Dickson. “Si se realiza un cambio que modifique tiempos de producción, los sistemas PLM arrojan una alerta. La tecnología adecuada permite conocer el impacto que cada decisión comercial tiene sobre las personas y los recursos al inicio de la cadena de suministro”.

2. ¿Cómo saben las empresas si sus procesos operativos son realmente sostenibles?

Hablemos aquí de un tema muy interesante: las herramientas y recursos que existen para transformarse al mundo de la sostenibilidad. Para las empresas de moda, existe la SAC (Sustainable Apparel Coalition), que está impulsada en parte por el Higg Index, una serie de herramientas de autoevaluación que las marcas de todos tamaños pueden usar para medir su impacto ambiental, social y laboral.

Usar el  Higg Index es opcional y, si bien evalúa la sostenibilidad, no tiene la capacidad de formular recomendaciones inteligentes o específicas. Para las empresas que todavía usan hojas de cálculo de Excel y correos electrónicos para administrar los ciclos de vida de los productos, y que mantienen su información desperdigada por todas partes, no hay posibilidad de pasar un Higg Index tan sólo basándose en las etiquetas o en los textos del sitio web.

Agrupar la información en una fuente central de datos actualizados en tiempo real, y que pueden ser accionados al instante, es fundamental para las empresas que desean rastrear la sostenibilidad del desarrollo de sus productos y, a su vez, hacer que los proveedores la cumplan. Un sistema PLM moderno permite tener una plataforma con una ‘única versión de la verdad’, que facilita a los equipos internos y proveedores externos mantenerse en la misma página, así como agregar datos (como una clasificación del Higg Index) en tiempo real.

Como señala Dickson, le corresponde a las empresas tomar la iniciativa cuando se trata de evaluar su progreso en materia de sostenibilidad, pero éstas también pueden beneficiarse enormemente de la inversión en herramientas como el PLM, que promueven una mejor visibilidad y comunicación en todos los procesos.

“En la Universidad de Delaware, hemos participado en el desarrollo de directrices para ayudar a las empresas a ser más sostenibles. Ahora estamos trabajando en un proyecto llamado Better Buying, creado específicamente para mejorar las prácticas de compra. Las empresas se benefician al evaluar su progreso con recursos como estos pero, finalmente, necesitan tomar la iniciativa del cambio, así como sistemas que promuevan una mejor comunicación, eficiencia, visibilidad y control a lo largo de la cadena de suministro”.

Prendas de ropa confeccionadas con las tendencias de la industria de la moda sostenible

3. ¿Qué tan importante es construir prácticas sostenibles dentro de la empresa?

Las tendencias en la industria de la moda apuntan a que los consumidores compran cada vez más en función de ciertos criterios de sostenibilidad. Son, también, cada vez más críticos en el tema de que sus decisiones de compra pueden afectar el medio ambiente, por lo que mantener las prácticas sostenibles es un componente importante del éxito comercial en la industria de la moda.

Un estudio realizado por Deloitte en 2021 evidenció que al menos 1 de cada 3 consumidores dentro de Reino Unido ha dejado de consumir productos de ciertas marcas por su falta de prácticas éticas o sustentables dentro de sus procesos de desarrollo.

La buena noticia es que las nuevas tecnologías pueden ayudar significativamente a las empresas a abordar problemas y desafíos relacionados con la sostenibilidad. Al utilizar una solución moderna de Gestión del Ciclo de Vida del Producto (PLM, del inglés Product Lifecycle Management), orientada hacia prácticas más sustentables, las empresas de moda sostenible pueden supervisar cada factor involucrado dentro del ciclo de vida de un producto: desde las materias primas utilizadas en las fábricas hasta las prácticas laborales de los vendedores o el reciclaje de los empaquetados. El PLM facilita el seguimiento y la gestión de los programas de cumplimiento normativo, así como la certificación de proveedores; todo esto brinda una mayor tranquilidad a las empresas en torno a las preocupaciones éticas en la cadena de suministro. Finalmente, permite que los consumidores accedan a una mayor transparencia.

El PLM también puede ayudar a las compañías a obtener mayor visibilidad y precisión al momento de planear colecciones, sobre todo en términos de costos y plazos. Así, pueden evitarse situaciones críticas donde la producción de los proveedores está limitada por la falta de tiempo y los gastos inesperados, que se incorporan a través de la cadena de suministro.

Las empresas comprometidas con ejercer prácticas sostenibles en lo ambiental, laboral y financiero, están impulsando un cambio importante en toda la industria. La transparencia y la claridad que les proporciona un software de PLM es esencial para mejorar la sostenibilidad globalmente.

Para obtener más información acerca de cómo las soluciones PLM pueden ayudarte a desarrollar prácticas comerciales más responsables dentro de tu empresa y a mantenerte vigente con las tendencias en la industria de la moda, no dudes en leer nuestro blog Claves para transformar a tu empresa de moda sostenible.

 

Share this article